Sabemos que en el principio del mundo Android, los smartphones podían guardarse en el bolsillo del pantalón. Hoy en día, esa parece una tarea complicada, porque los tamaños de los móviles han aumentado. Esto quiere decir que tenemos pantallas de más de 5,5 pulgadas y van a la mochila o bolso.

Hablaremos sobre un móvil que no tiene una pantalla de 6 pulgadas. Ya que todavía existen marcas que se atreven a hacer cosas diferentes. Y que su tasa de éxito es baja, como es el caso del NichePhone-S. Ni el nombre de la marca te es conocido, lo sé.

¿Que diferencia al NichePhone-S del resto?

nichephone-sComo ya lo has observado en la imagen, se trata de un smartphone pequeño, el cual tiene el tamaño de una tarjeta bancaria. Esto quiere decir que no vamos a tener una pantalla de más de 5 pulgadas y una resolución Quad HD o Full HD. Como estamos acostumbrados por los fabricantes más importantes. Vamos a cambiar un poco con este peculiar smartphone.

El origen de este smartphone se remota hasta la tierra del sol saliente, hasta Japón. Es ahí donde se ha puesto en venta el NichePhone-S. Un smartphone que tiene un costo de apenas uno 88 dólares. Es para sorprenderte que no es del todo malo, porque tiene conectividad Bluetooth, 3G/4G, procesador MediaTek y baterí de 550 mAh. Quizás, el problema mayor sea su batería. Pero es interesante y cualquier curioso podría comprarlo.

Tiene un grosor de 6.5 milímetros, muy delgado comparándolo con la mayoría de los smartphones. Su peso es de 38 gramos. Es por eso que lo he comparado con una tarjeta de crédito, que incluso pueda caber en la cartera. No va a ser molesto ni peso cargarlo, el problema es que si lo perdemos, será difícil encontrarlo.

Difícilmente este smartphone va a lograr salir de Japón, más que nada se venderá como algo para los curiosos. Ya que lo de hoy es tener un smartphone con pantalla de más de 5 pulgadas y por lo menos resolución HD. Mucha RAM y un procesador potente. Además, de un bonito diseño y un precio muy alto. El NichePhone-S sería un smartphone para quien requiera algo muy  básico ‘in extremis’.