Android 8.0 Oreo ya es la versión oficial con la que Google planea conquistar a los usuarios un año más. En esta larga carrera no está solo, lamentablemente, tiene que ir de la mano de los fabricantes. Quienes son los del verdadero problema de la fragmentación de Android. No todos, como el caso de Motorola y Huawei, dos fabricantes que ya están preparando sus actualizaciones.

Sin embargo, estos dos fabricantes difieren mucho en cuanto a las actualizaciones. Motorola se ha caracterizado por seguir los pasos de Google y sus smartphones. Mientras que Huawei, es de los típicos fabricantes que tardan meses en actualizar su software. No hay duda de lo que acabo de decir. Pero parece que las cosas cambiaran un poco.

Los Moto G5S y G5S Plus primeros en recibir Android Oreo

Motorola es uno de los que se ha sumado a las actualizaciones de Android Oreo. Puesto que quieren mantener a sus usuarios satisfechos. Ese es uno de los principales puntos. ahora también es necesario para ofrecer la mejor experiencia de uso. Debería de ser una de las prioridades de todos los fabricantes, no pasa así.

En el caso del catálogo de smartphones de Motorola, serán los un poco nuevos Moto G5S y Moto G5S Plus quienes recibirán primero la actualización. Estos smartphones cuenta actualmente con Android 7.1.1, es una de las razones que permiten su actualización. Toda está información se dio a conocer a través del Twitter de Motorola India, a continuación lo cito. Se espera que haya más dispositivos en la lista de espera de la actualización.

 

EMUI 6.0 con Android 8.0 Oreo

Mediante la web Weibo se pudo conocer información importante, respecto a las actualizaciones de Huawei. Las actualizaciones estarían disponibles con los nuevos smartphones que llegarían con EMUI 6.0, estos serían el Huawei Mate 10 y Mate 10 Pro.

Sin embargo, ese sería el comienzo del programa de actualizaciones. Puesto que su nueva capa de personalización estaría llegando a su dispositivos insignia como el Mate 9, Hauwei P9 Lite 2017, entre otros. No han sido confirmados ninguno, quedamos a la espera.