Han pasado muchos años desde que Nokia dejo fabricar sus propios terminales, este año ha regresado de la mano de HDM Global a competir en el mundo de los smartphones, ahora lo hacen sin Windows Phone, sus terminales llevan Android.

Aunque no todos van a llevar Android, en especial el Nokia 3310 que ha sido presentado en el Mobile World Congress 2017, este nuevo modelo regresa con una pantalla de color y un precio que se acerca a los 50 euros.

Nokia 3310, el móvil súper resistente ha regresado

Ya no se trata de una broma de mal gusto, ya no es una broma ni mucho menos un sueño, la compañía finlandesa ha hecho posible el regreso del Nokia 3310, uno de los mejores móviles que han existido en toda la historia, la única diferencia con los de la actualidad es que no usan Android, ni poseen características técnicas modernas.

El nuevo Nokia 3310 se presenta con un diseño renovado con una nueva gama de colores, es uno de los atractivos principales, aunque claro esta que no se trata de un terminal resistente al agua y polvo, aunque hay que ver sus resistencia a los golpes y la autonomía.

Tiene una pantalla de apenas 2.4 pulgadas con una resolución QVGA, la cual no es táctil, mantiene algunos detalles del móvil original. Su conectividad apenas llega a 2GB y Bluetooth 3.0, destaca la presencia del soporte para doble SIM, radio FM y ranura para microSD de hasta 32 GB, características que el modelo original no estaban disponibles.

Definitivamente no hay Android en este Nokia 3310, el sistema operativo que tiene es el Nokia Series 30+, el cual tiene el clásico juego Snake también renovado. Tiene apenas 16 MB de memoria interna y una cámara de 2 megapíxeles con flash LED, nada que ver con el original 3310.

El Nokia 3310 tiene una batería capaz de ofrecer una autonomía de hasta un mes, es de 1.200 mAh y recargable mediante microUSB. Su precio va a ser de 50 euros, es un terminal económico y que ofrece realmente funciones muy básicas, nada sorprendente.

No Hay Más Artículos