\"moto-x-vs-moto-g\"

La empresa de Garbsen (Alemania) líder en tecnología láser y electrónica, LPKF, recientemente ha obtenido un triunfo inicial (en un proceso aún por concluir) sobre la disputa legal que sostenía con Motorola Deutschland y Motorola Mobility (divisiones independientes de Motorola).

El asunto de controversia se fundamenta en la patente de estructuración directa por láser (LSD, por sus siglas en inglés). Este procedimiento técnico es muy utilizado en la manufactura de antenas inalámbricas, debido a su versatilidad en el moldeo (pues se integra a partir de la aplicación directa del láser sobre el material plástico del teléfono, obteniendo una antena perfectamente unida al equipo, en lugar de separada) y, sobre todo, por su bajo costo de producción.

Los equipos Moto X y Moto G cuentan con estos elementos fabricados en base al complejo sistema de LSD.  Por esto, el Tribunal Regional de Mannheim ha solicitado a Motorola Deutschland el pago de una indemnización (no revelada) a favor de LPKF Laser & Electronics AG, por la contravención de su patente en territorio alemán, además de la abstención de venta de estos equipos dentro de la república.

Sin embargo, una conciliación parece haber surgido en esta diferencia, pues los modelos más vendidos de la compañía, y que son intersecciones de desavenencia, todavía son comercializados en la página oficial germana.

No Hay Más Artículos