La firma asiática Oppo no es demasiado conocida por estos lares, dado que la gran mayoría de su producción se ha limitado precisamente a su propio continente. Una vez que ha conseguido hacerse un sitio en su mercado, Oppo, como tantas otras firmas asiáticas, ha puesto ahora su punto de mira en Europa, abriendo una tienda en nuestro continente, que servirá de puente para la llegada de nuevos smartphones como el que presentaron ayer, el Oppo Ulike 2S.

Este terminal es el sucesor del Oppo Ulike 2, un buen smartphone que destacaba sobre todo por su increíble cámara frontal, de 5 megapíxeles, perfecta para aquellos que disfruten con las videoconferencias. El Ulike 2S viene a mejorar en todo a su antecesor, incluyendo una pantalla más grande y de más calidad, y mayor potencia de hardware, aunque las cámaras siguen siendo las mismas. 5 megapíxeles son más que suficientes, pensarían en Oppo.

oppo-ulike-2s

El nuevo terminal de Oppo vendrá con una pantalla de 5,5 pulgadas y resolución QHD, en contraposición a la pantalla de 4,5 pulgadas que traía su antecesor. A pesar de este significativo aumento de tamaño en la pantalla, el terminal no es mucho más grande y sigue siendo tan manejable como cualquier otra phablet del mercado. Se desconocen esxactamente los valores del procesador y la memoria RAM, pero Oppo ya ha anunciado que serán notablemente superiores al del Ulike 2.

La cámara frontal será de 5 megapíxeles, y la trasera se queda en 8 megapíxeles. Su batería será de 3.000 mAh, y vendrá con la novedad de tener doble ranura microSIM para dos tarjetas simultáneas. El precio también se desconoce, pero parece claro que el terminal verá la luz en unas pocas semanas, y entonces sabremos con exactitud cuanto costará y el momento en el que llegará a Europa.