Los fabricantes de smartphones que participan en el mercado usando el sistema operativo Android, han salido victoriosos en muchos juicios. Esta claro que no es algo que siempre va a ocurrir. Uno de los problemas más recientes involucraba a Xiaomi y Apple, dos marcas muy fuertes en la actualidad. Xiaomi le arrebató el puesto número uno de ventas en China. No era algo que se quedaría solamente ahí.

Apple, la firma estadounidense, ha tenido problemas legales con Google o Samsung, uno más a su lista no importa mucho. Xiaomi sigue haciendo las cosas bien, muestra de ello es su Xiaomi Mi 1A, que ya es uno de los más vendidos de este año. Sin embargo, para poder vender sus dispositivos fuera de China, ha tenido que luchar en los tribunales para poder hacerlo.

El nombre de la Xiaomi Mi Pad es muy similar al del iPad de Apple, prohibida su venta en Europa

La Xioami Mi Pad es una de las mejores tablets que existen en la actualidad. Tiene buen hardware y un precio accesible. Actualmente se encuentra en la tercera generación. Su llegada a Europa preveía un incremento en las ventas de este dispositivo, solo se quedará en planes fallidos gracias a Apple.

La compañía china decidió registrar su marca Xiaomi Mi Pad en el mercado europeo en el año 2014. Al querer hacerlo ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea se topo contra Apple. Este último presento una demanda formal porque la Xiaomi Mi Pad suena demasiado igual a la iPad, que sus compradores podrían pensar que fuese una variación de la iPad.

La institución a cargo de este conflicto tuvo que realizar una investigación para aclarar todo. Concluyendo, que Xiaomi no podría vender la Mi Pad en Europa. Esto debido a que “Mi” del dispositivo de Xiaomi podría escucharse como “My”, que es igual a “Mío” en inglés, lo cual podría interpretarse como iPad.

A pesar de la resolución que se ha emitido, esto no es el final, ya que Xiaomi podría apelar la decisión. Esto ante el tribunal supremo de la Unión Europea. Por lo que Xiaomi todavía tiene una oportunidad más para poder vender su producto en Europa. Este tipo de procesos son largos.